Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Argentina’

Ley 23511

BUENOS AIRES, 13 DE MAYO DE 1987
BOLETIN OFICIAL, 10 DE JULIO DE 1987

REGLAMENTACION

Reglamentado por: Decreto Nacional 700/89

EL SENADO Y CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA NACIÓN ARGENTINA REUNIDOS EN CONGRESO, ETC., SANCIONAN CON FUERZA DE LEY OBSERVACIONES GENERALES CANTIDAD DE ARTICULOS QUE COMPONEN LA NORMA 10
TEMA BANCO DE DATOS GENETICOS-DETERMINACION DE LA FILIACION-RECLAMACION DE LA FILIACION-PRUEBA DE HISTOCOMPATIBILIDAD-PRUEBA HEMATOLOGICA-PRUEBA DE LA FILIACION

ARTICULO 1.- Créase el Banco Nacional de datos Genéticos (BNDG) a fin de obtener y almacenar información genética que facilite la determinación y esclarecimiento de conflictos relativos a la filiación. El BNDG funcionará en el servicio de inmunología del Hospital “Carlos A. Durand”, dependiente de la municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, bajo responsabilidad y Dirección Técnica del Jefe de dicha unidad y prestará sus servicios en forma gratuita.

ARTICULO 2.- Serán funciones del Banco Nacional de Datos Genéticos: a) organizar, poner en funcionamiento y custodiar un archivo de datos genéticos, con el fin establecido en el artículo 1; b) producir informes y dictámenes técnicos y realizar pericias genéticas a requerimiento judicial; c) realizar y promover estudios e investigaciones relativas a su objeto.

ARTICULO 3.- Los familiares de niños desaparecidos o presuntamente nacidos en cautiverio que residan en el exterior y deseen registrar sus datos en el BNDG, podrán recurrir para la práctica de los estudios pertinentes a las instituciones que se reconozcan a ese efecto en el decreto reglamentario. La muestra de sangre deberá extraerse en presencia del Cónsul argentino quien certificará la identidad de quienes se sometan al análisis. Los resultados debidamente certificados por el consulado argentino, serán remitidos al BNDG para su registro.

ARTICULO 4.- Cuando fuese necesario determinar en juicio la filiación de una persona y la pretensión apareciese verosímil o razonable, se practicará el examen genético que será valorado por el juez teniendo en cuenta las experiencias y enseñanzas científicas en la materia, a negativa a someterse a los exámenes y análisis necesarios constituirá indicio contrario a la posición sustentada por el renuente. Los jueces nacionales, requerirán ese examen al BNDG admitiéndose el control de las partes y la designación de consultores técnicos. El BNDG también evacuará los requerimientos que formulen los jueces provinciales según sus propias leyes procesales.

ARTICULO 5.- Todo familiar consanguíneo de niños desaparecidos o supuestamente nacidos en cautiverio, tendrá derecho a solicitar y obtener los servicios del Banco Nacional de Datos Genéticos. La acreditación de identidad de las personas que se sometan a las pruebas biológicas conforme con las prescripciones de la presente ley, consistirá en la documentación personal y, además en la toma de impresiones digitales y de fotografías, las que serán agregadas al respectivo archivo del BNDG. El BNDG centralizará los estudios y análisis de los menores localizados o que se localicen en el futuro, a fin de determinar su filiación, y los que deban practicarse a sus presuntos familiares. Asimismo conservará una muestra de la sangre extraída a cada familiar de niños desaparecidos o presuntamente nacidos en cautiverio, con el fin de permitir la realización de los estudios adicionales que fuesen necesarios.

ARTICULO 6.- Sin perjuicio de otros estudios que el BNDG pueda disponer, cuando sea requerida su intervención para conservar datos genéticos o determinar o esclarecer una filiación, se practicarán los siguientes: 1) investigación del grupo sanguíneo. 2) investigación del sistema de histocompatibilidad (HLA.A, B, C y DR); 3) investigación de isoenzimas eritrocitarias; 4) investigación de proteínas plasmáticas.

ARTICULO 7.- Los datos registrados hasta la fecha en la unidad de inmunología del hospital “Carlos A. Durand” integrarán el BNDG.

ARTICULO 8.- Los registros y asientos del BNDG se conservarán de modo inviolable y en tales condiciones harán plena fe de sus constancias.

ARTICULO 9.- Toda alteración en los registros o informes se sancionarán con las penas previstas para el delito de falsificación de instrumentos públicos y hará responsable al autor y a quien los refrende o autorice.

ARTICULO 10.- Comuníquese al Poder Ejecutivo.

Anuncios

Read Full Post »

Programa de Radio “Instituto Espacio de Memoria” en Radio Nacional de Argentina.

Read Full Post »

Panuelos_Memoria
"Reivindicación del odio"
Diego Arcos Barcelona, julio de 2008.
Odio,
sí,
YO odio,
con entusiasmo y emoción.

Odio apasionadamente,
sin alegría ni satisfacción posible,
odio cada día,
odio a los criminales
como Menéndez y todos sus cómplices,
los de uniforme,
los de sotana
 y los de traje.

Pero,
también me pregunto,
se puede medir el odio,
¿yo cuanto odio?
¿como se dimensiona el odio?

Y me respondo que mi odio
es tan grande como el amor
que siento por mi gente,
los masacrados,
los torturados,
los encarcelados,
los perseguidos,
los aterrorizados.

Por Marina y su niño que no
nació,
destrozado por una ráfaga de fusil,
por María,
por Eduardo,
por Norma,
por Germán,
por Rodolfo,
por Chichin,
extraviado en el frío de Suecia,
por Rulo,
por Ongarito,
por todos y cada uno de mis amados,
por mí mismo
 y las noches de miedo y terror,
por todos los llantos que lloré
 y por los que aún me queda por llorar.

Sí odio, con orgullo, sin el más mínimo pudor.

Odio tanto como amo a mis seres amados,
odio a quienes los destruyeron
y ese odio es la energía que aporto
para que los derrotemos.

No me arrepiento de todo este odio, no.

Es justo, es correspondiente a sus crímenes.

Estoy vivo,
soy su derrota,
somos los victoriosos supervivientes
que por el solo hecho de existir
les demostramos su derrota.
Y no solo los derrotamos.
Con nuestro odio los condenamos
a pudrirse en las cárceles.

No pudieron vencernos,
no podrían habernos derrotado,
no importa cuanto tiempo dure la lucha,
si yo cayera,
como podría haber caído en Santos Lugares,
en San Miguel,
en José C Paz,
en Martínez,
en Hurlingham,
si estuviera entre algunas de las treinta mil fotos,
el odio de mi amor destrozado,
hubiera pasado a otra generación
que hubiera hecho esta justicia.

Pero estoy vivo, odiando y amando.

Miro a mis tres hijos,
lloro por el que nunca llego a vivir
y confirmo que la Vida es invencible.

Porque esta formada por amor y odio,
en su medida justa.

Por ello reivindico el odio,
tanto odio como amor,
para aborrecer a los que pueden destruir a quienes amo.

Sin perdón ni remordimientos.
Implacable, victorioso, como ayer en Córdoba.
Diego Arcos Barcelona, julio de 2008.
NOSOTROS, LOS SUBVERSIVOS, LOS PERSEGUIDOS,
LAS VICTIMAS, celebramos con alegría y emoción,
esta victoria de la Justicia.

EL, Menéndez, el perro sanguinario, soberbio y cruel,
amo de vidas y muertes inauditas, abatido por la Justicia
que supimos imponer.

Todos se van a pudrir en la cárcel, todos,
hasta el último.

Van a padecer la Justicia implacable, esa justicia,
la del Pueblo, la justicia que negaron a nuestra gente.

Juicio a Menéndez: la sentencia

Luciano Benjamín Menéndez
Ex jefe del Tercer Cuerpo de Ejército
Condena: Prisión Perpetua, cárcel común

Hermes Oscar Rodríguez
Ex segundo jefe del Destacamento de Inteligencia 141
Condena: 22 años de prisión, cárcel común

Jorge Exequiel Acosta
Fue jefe operativo de La Perla
Condena: 22 años de prisión, cárcel común

Luis Alberto Manzanelli
Integrante de 'la patota' de La Perla
Condena: Prisión Perpetua, cárcel común

Carlos Alberto Vega
Fue administrador de La Perla
Condena: 18 años de prisión, cárcel común

Carlos Alberto Díaz
Integrante de 'la patota' de La Perla
Condena: Prisión Perpetua, cárcel común

Oreste Valentín Padován
Integrante de 'la patota' de La Perla
Condena: Prisión Perpetua, cárcel común

Ricardo Alberto Ramón Lardone
Integrante de La Perla – civil de Inteligencia
Condena: Prisión Perpetua, cárcel común.

Read Full Post »

Guillermo Daniel BinstockA Guillermo Binstock, mi amigo.
Desaparecido en 1976.
Tenía veinte años.

Nunca te escribí. Me han dicho que te vieron hace ya dos años, que tenías un brazo paralizado por la electricidad, que decías que hay que sobrevivir. Me han dicho que te agarraron y te metieron en un coche. Y luego…

Nadie ha podido decirme nada más.

Nunca te escribí. Pero no he dejado de pensarte. ¿Habrás sabido que me acordaba de vos? ¿Que reía abrazando la ciudad en tu espalda? ¿Que era viento en tu moto?

Nunca te escribí. ¿Sabés ahora que te estoy escribiendo? ¿Estás para saberlo? Aquí París a las dos de la mañana. ¿Sentís el viento? ¿Lo escuchás? Qué ganas de estar en Buenos Aires, de caminar por Corrientes, de darte la mano… Qué ganas de jugar con tus rulos, de verte sonreír… Qué ganas de abrazarte y de llorar con vos, Negro.

Hoy me hablaron de vos hoy te escribo. Tengo un vacío enorme en la cabeza. Estábamos juntos. Vivíamos el mismo tiempo. Y de pronto el tiempo se rompió. Nos catapultaron a la dimensión del horror.

Hoy vivimos dos tiempos distintos. El mío está marcado por la rutina cotidiana: me levanto hace frío hace calor qué vestido me pongo quiero un sandwich de jamón y queso y un café bien cargado qué poster me compro… ¿Y el tuyo? ¿Tenés tiempo todavía? ¡Negro! ¿Lo tenés? -Los presos se mueren de hambre- dijo Tito. Y añadió: -El general ordenó matar a todos los prisioneros políticos de Córdoba-.

Guillermo… ¿Cómo medís tu tiempo? ¿Cuando tenés hambre? ¿Cuando sentís dolor? ¿Cuando esperás cuando extrañás cuando recordás cuando desesperás? Voy a encender un cigarrillo. ¿Hace cuánto tiempo que no fumás?

¿Qué hora es? ¿Tenés hora? Por favor Negro, decíme que tu reloj tadavía funciona… ¿En qué esquina se estrelló tu moto? ¿Qué pesadilla te robó la alegría? ¿Qué abismo te tragó? Es tarde, Negro. Quiero volver. Decíme que estás ahí y lleváme a casa. Por favor…

¿Estarás? ¿Estarán? ¿Estaré? …Sueño con vos Guillermo. Sueño con todos. Y Buenos Aires tiene tu rostro, y el de Carolina, y el de Marcelo… Buenos Aires eran ustedes, Negro… Buenos Aires eras vos, era ella, era él.

¡Negro! ¿Me escuchás? Vos sabés mejor que yo que ya no quedan palabras. Y que te quiero.

París, febrero 1979

Por Adriana Stein Fourman

Read Full Post »

El juez Jaime Díaz Gavier lee la condena a perpetua y en cárcel común para el represor Luciano Benjamín Menéndez, ex jefe de Tercer Cuerpo de Ejército.

 

“Carcel común perpetua y efectiva, ni un solo genocida por las calles de Argentina (…) No se puede vivir en un país dónde la impunidad sea la norma de convivencia, cuando juzgamos a Menéndez no lo juzgamos sólo a él, sino al modelo de país que nos impusieron, un modelo económico, político y social absolutamente injusto que construyeron mediante el exterminio de una generación de luchadores, nos exigieron olvidarlo todo (…)”

  Estremecedor documento de la Agrupación Regional de HIJOS de Córdoba, Argentina, gracias Martín.

Reunión con compañeros de HIJOS en Córdoba, Argentina

Read Full Post »

Homenaje de Leon Gieco a Claudio “Pocho” Lepratti, asesinado por la policía de Rosario mientras subido al techo del comedor infantil en el cual trabajaba gritaba “No disparen, aquí solo hay niños comiendo”.

Read Full Post »

Read Full Post »

Older Posts »